domingo, 5 de febrero de 2017

LES OULES DU DIABLE


El viejo libro "Canyons Alpins, le tour de l'Oisans en canyons" (1992) ya advertia un cañon feroz, un cañon fuera de lo normal, de mucho agua y de pasajes técnicos. No se equivocaba esa vieja guia, han pasado 25 años desde que se dio a conocer y ese cañon sigue siendo uno de los recorridos mas exigentes y delicados de todo Francia. En los últimos años Les Oules du Diable se ha incluido multitud de veces en estupendas guias y reseñas mas modernas, pero ese libro siempre quedara en las memorias de los veteranos cañonistas como no se si el mejor pero si el pionero en presentar el cañon. Le tengo un gran cariño y guarda polvo en mi estantería. No recuerdo donde lo compre, pero si recuerdo la ilusión que me causaba ver esas fotos en blanco y negro, barranquistas sin casco, cuerdas enrolladas al cuerpo tipo bandolera, y un monton de agua hace tantos años, que quedaba como algo inalcanzable para mi.
 





















 
A llovido mucho desde entonces, han cambiado las condiciones climáticas y algo el lecho del rio pero los puntos críticos siguen estando allí . He querido indagar mas, este cañon a pesar de ser imponente, siempre se a conocido y a sido un clásico para los intrépidos barranquistas. Desde mi punto de vista tiene un complejo y extraño aporte de caudal, algo que no se da en otros descensos glaciares del mazizo de Ecrins donde se ubica. Para empezar posee una cuenca bien grande (25km cuadrados), en el amplio circo tiene varias montañas que rozan o superan por poco los 3.000 metros, además de todo esto, fusiona 4 pequeños glaciares;
- Glacier de l'Aup; es el principal glaciar que alimenta Les Oules du Diable. En menos de 20 años a perdido casi el 40% de la superficie a causa del calentamiento global.
- Glacier de Crupillouse; uno de los pocos glaciares aun existentes en el valle que alimenta Buchardet, este es un barranco interesante afluente de Les Oules por su margen derecho.
- Glacier Plat; minúsculo glaciar que también aporta caudal a Buchardet y en consecuencia a Les Oules.
- Glacier de Parières; mini-glaciar de poco mas de 0,5 kilómetros cuadrados, alimenta  el torrente de Puyrelle y su vistosa cascada de la Buffe, ultimo afluente de Les Oules por su margen derecho.

2012
2009

La suma de todo esto mas una cuenca receptiva de esta magnitud, hacen que siempre lleve mucha agua y que tenga desbarajustes de un año a otro. Aquí se nota demasiado la perturbación del rio, influyen muchos factores, no es un rio estable, es un gran colector de un gran valle. Todos los años son distintos para el cañon, cada año sus pequeños glaciares tienden a disminuir pero el desajuste antes que asienta la fusión por el frio son importantes, a pesar de ello no es imprescindible el frio para garantizar el descenso. Aporte difícil de comprender, compleja hidrología, su mejor época es al final de verano y en pleno otoño, una vez lo he visto posible a finales de agosto pero las ocasiones de estar factible tan pronto son muy escasas cada año que pasa.



El agua es el principal protagonista de esta "película", profundas pozas, movimientos en abundancia, caudal y rincones que requieren concentración. Su primera parte es la mas endiablada, nunca mejor dicho, después el rio se relaja mas aunque los obstáculos siguen siendo acuáticos pero no con la misma intensidad. El equipamiento es minimalista, siempre lo a sido, forma parte del barranco, nunca nadie quiso modificar su estado ni acondicionarlo a mas,y esperemos que asi siga, esta lo suficientemente equipado como para bajarlo con éxito, la seguridad la pondrá cada equipo que pase improvisando o anticipándose a los peligros y no a base de anclajes. Les Oules du Diable, esta lleno de grandes historias, de grandes relatos, y de varios accidentes algunos de ellos mortales por desgracia. Sigamos conservando y disfrutando de este bello rincón que un dia el Diablo creo.
 
2009


Fotos de Joaquin Perez (Año 2012)
Fotos OscarCH (Año 2009)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada