domingo, 13 de enero de 2019

TALBACHFALL


En nuestra búsqueda insistinte de cañones extremos o glaciares, encontramos este pequeño descenso que se iba colando año tras año y nadie lo hacia. Desde su apertura, apenas tuvo repeticiones, y la ultima constancia de su descenso remonta de varios años atrás, por lo que no sabíamos el estado de los anclajes. Este fue el menor de los problemas, después de la experiencia de un primer intento fallido a consecuencia de una subida repentina de caudal. En efecto, Octubre de 2018, reunido con Sacha nos disponemos para hacer el cañon, gran parte de los recorridos glaciares suizos se encuentran factibles aunque con un elevado caudal. Comenzamos el acceso con un cielo azul pero con una temperatura medio fría para el perfil de este tipo de cañones. En la parte inicial del descenso esta todo el prado con escarcha de haber helao a la noche, y el frio es mas patente, es posible que haya una diferencia de cinco grados respecto al resto del acceso. Apenas paramos para beber o comer algo, nos ponemos el traje de cañon rápidamente. El sol sigue brillando intensamente en un despejado cielo azul, pero aun no somos afortunados de disfrutarlo, el inicio del cañon es sombrio y simula una nevera en las  primeras horas de la mañana.
Rapeles siempre por el activo
Inicio de la parte interesante





















Toni saliendo de otra poza


Corto rapel con poza profunda





















Vestidos ya con la indumentaria necesaria, comenzamos esquivando la roca que se encuentra con una traicionera fina capa de verglas, nos metemos en el agua para ir avanzando. Al momento de empezar, ya estamos completamente mojados a causa de un pequeño resalte profundo y llegamos al primer rapel. Miro la vista atrás y algo no marcha bien, hemos empezado con un caudal inocente y por arte de magia vemos subir el caudal muy rápidamente en segundos, doblado, triplicado en menos de un minuto! Pero todavía no ha parado de subir, sigue haciéndolo! Estamos alucinando y no damos crédito a lo que pasa. En menos de cinco minutos ha subido tanto el caudal que lo vemos imposible. Me dice Sacha que la subida es natural, no hay ninguna presa mas arriba y que hay glaciares muy grandes que alimentan el cañon. Yo creo que ya esta todo dicho, decidimos abandonar, todo el cauce es una lengua blanca de agua glaciar emulsionada y rabiosa, y quien sabe si seguirá subiendo. Por suerte no hemos echo el primer rapel y podemos salirnos fuera sin ninguna complicación.
  
Este es el momento de la subida de caudal
Sacha en el resalte antes de la crecida. Caudal normal
En menos de 5 minutos, pasamos a esto 






















Ya de vuelta, vamos hablando de lo sucedido. Orientación de los glaciares, temperatura no lo suficientemente fría, posible descongelación de alguno de los colectores bajo el glaciar que sustente algún lago interno... Todo quedo en una anécdota.
22 días después a esto, regreso con Dani (cabres) y Toni (asalvajaos) para intentar volver hacer el cañon. 12 de Noviembre, un frio un poco mas consecuente y una estabilización de los glaciares nos deja hacer el cañon sin ningún problema, con un caudal de lo mas normal y sin ninguna variación.
Talbachfall es un cañon corto y acuatico, la primera mitad del recorrido no tiene interés pero la cosa cambia en su parte final. Una sucesión de pequeñas cascadas con amplias y profundas pozas se disfrutan en la segunda mitad. El color del agua siempre es grisáceo y opaco, impidiendo saber la profundidad. No obstante, se puede hacer un buen tobogan antes de la cascada final que es el punto culminante y mas fotogénico. Aquí, la cascada de mas de una veintena de metros a moldeado un gran puente de roca natural. El rapel es deportivo y muy bello, también resbaladizo.
 
Ultimo rapel bajo el puente de roca
Tobogan
 
 
 
 
 
 
 









Profunda poza del final salvo donde nos encontramos de pie
 

GAVIROLAS + FLUAZ


Segunda intentona de una de las integrales mas duras, largas y frias de Suiza. Han pasado dos años desde nuestro ultimo intento en esta integral. Un recuerdo agridulce que pretendía borrar pero que una vez mas no pudo ser. Es cierto que en la primera vez, además de una planificación imprudente, el caudal según avanzaba la jornada nos lo complico aun mas, teniendo que desistir finalmente. En esta segunda vez, básicamente fue ceder ante un caudal realmente afectado por la fusión glaciar y nuevamente casi al final del recorrido. No me lo podía creer, se volvia a repetir la pesadilla casi en el mismo sitio de la primera vez. A pesar de encontrarnos con un horario mas que holgado para acabar el descenso, llego un momento que el caudal aumento considerablemente, por suerte, la senda de acceso se encontraba a mano y el grupo no dudo en renunciar al descenso. Yo básicamente me limite a ver, oir y callar entre un potente grupo de suizos, alguno de ellos uno de los aperturistas de estos temibles descensos.
GAVIROLAS
GAVIROLAS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
GAVIROLAS
GAVIROLAS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Casi mil metros de desnivel, un sin fin de rapeles, de pozas profundas gélidas, de hielo en las cotas mas altas, de caudales considerables en las partes mas bajas, hicieron que la casi integral se me hiciera bastante mas dura que la primera vez. Esta vez había mas hielo, había mas agua y hacia mas frio que hace dos años. Realmente esta travesia te deja sin aliento, sin energía, sin calorías. Es imprescindible un grupo fuerte en el que trabajen todos porque lo demás es inviable. Tuvimos que reasegurar algunos pasos para alcanzar cabeceras a causa del verglas y reponer y adjuntar varios anclajes en Gavirolas , parece que desde nuestra ultima visita en 2016 nadie mas paso por allí.
 
GAVIROLAS
GAVIROLAS


GAVIROLAS
GAVIROLAS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una vez mas, me vuelven a descolocar estos dos descensos tanto, que ya me queda claro que es el recorrido mas extraño y complejo de entender de todos los aquí presentes. Todavía no entiendo porque la primera vez llevaba menos agua Gavirolas que Fluaz y esta vez fue al revés. Sigo sin entender como puede variar el caudal tanto en tres días de estar factible a estar pasado con unas parecidas temperaturas. Los cañones vecinos también glaciares estaban estables, en cambio en Fluaz pude verificar los días consecutivos, un caudal inofensivo a primera hora de la mañana y un caudal mas que doblado a la tarde. Solo puedo advertir con atencion en el incremento del caudal durante la jornada el dia que nos dispongamos hacerlo.
 
Ultimo rapel de Gavirolas
 
FLUAZ
FLUAZ
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Andi en acción. FLUAZ
 
Por suerte, pudimos hacer un tramo corto pero muy bueno que se nos paso la anterior vez pensando que allí no había nada y evitándolo por un lateral. Este tramo esta después de que acaba Gavirolas y comienza Fluaz en su parte mas psicodélica y estrecha, se encuentra algo separado del comienzo evidente, por lo que si se accede del lago es posible no llegar a esta primera parte realmente buena, formada y acuática, después queda un poco de andar por rio abierto hasta que de nuevo se vuelve a formar Fluaz y que es donde empieza la parte mas lúdica con saltos, destrepes kamikazes e inmersiones constantes en profundas pozas que te dejan helado.
El sendero que sube del lago para el acceso a Fluaz lo testamos en bajada y se vuelve en ocasiones expuesto, no quiero pensar con nieve o hielo... Por lo demás es una senda realmente bella y alpina con unas vistas extraordinarias.
Resumiendo, un cañon verdaderamente intenso y bello, Gavirolas, y  otro cañon de lo mas insolito y complicado que existe, Fluaz, con la casi integral mas dura que he podido hacer hasta el momento.
 
FLUAZ
FLUAZ

Ultimas cascadas de Fluaz
 

jueves, 3 de enero de 2019

SEFI 2018


El padre nuestro del 2015 se quedo en un gloria al espíritu santo en el 2018. Aunque me encontré con el mismo barranco de hace tres años, el caudal fue bien distinto ha esa primera vez. Posiblemente y contrastando información, hemos cogido Sefi en su máximo estiaje. Siguiendo la trayectoria desde su comienzo, diría que cogimos Sefi en uno de los momentos mas ventajosos desde su apertura, con una temperatura y un caudal fuera de lo normal. Ciertamente, esto es estar en el lugar y en el instante mas apropiado de todo un año, para ver la cara mas amable de uno de los mejores barrancos de todo Suiza.
 
Dani en los últimos metros de la C40
Toni disfrutando del geyser






















Rapel muy acuático sino se hace oposicion
La terrible S














 
 






Cuando un cañon resulta "sencillo", cuando no has sufrido en el, cuando no hace falta sacar tu parte mas exigente, es entonces cuando hechas de menos dificultades minimas garantizadas que en otros momentos te dio, y que por muy poco no se establecen por defecto propio en el recorrido. Soy partidario de que ojala hubiera una cotacion mas precisa en los cañones, por lo menos de este tipo, sin posibilidad de menguar la cotacion por culpa de un caudal minimo estricto e imperdonable. Pero esto verdaderamente dificil, esto no es escalada donde o subes o no subes, ni tampoco atletismo donde la difiltutad la marca el tiempo y la distancia.
 
Deportividad intensa
Espectacular formacion
Exclusiva continuidad





















 
Aquí nos movemos en unas dificultades muy cambiantes, donde todo puede mejorarlo o empeorarlo. Estas dificultades están acotadas en un corto intervalo de tiempo que se destacan mas. Las condiciones climatológicas y el caudal, es lo que marca la verdadera dificultad. Pero no hay un juez, un veredicto que establezca cuando el descenso es mas complicado,  un caudal fuerte y elevado pero unas temperaturas agradables y sin hielo?? o un caudal inofensivo pero una temperatura muy fría y con hielo?? quien dice cuando el descenso se plantea mas duro?? todo es muy subjetivo. La gracia de todo esto, esta en recibir la dificultad y dureza del descenso en los únicos momentos del año que de otra forma serian imposibles asumirlos. Y para eso Sefi se encarga muy bien de ello.
 
Afrontando la ultima parte
Ultimo rapel
Las cascadas no dan respiro




















 

Esta vez hicimos el acceso cogiendo el telecabina hasta Gimmelwald, en 2015 lo hice hasta Mürren. De las dos opciones elegiria la primera, ya que solo te ahorras 100 metros de desnivel positivo desde Mürren frente a Gimmelwald, y encima debes bajar 300 metros de desnivel al final por subir demasiado, hasta el comienzo de Sefi.
Para el retorno es muy interesante coger el telecabina de Gimmelwald hasta abajo, nos ahorra mas de una hora bastante incomoda de regreso. El ultimo telecabina es a las 16:30 y cuesta 6 francos.
El descenso lo hice con Toni y Dani. El video lo ha echo Dani, entre imágenes de distintos cañones aquí descritos, Sefi entre ellos.