miércoles, 28 de octubre de 2015

GAMCHI....oscuridad eterna


Se me acabaron las palabras, se me acabo la ilusión, después de esto es imposible imaginar en algo mas, suelen decir que lo mejor siempre esta al final. Hay algo profundo cuando llevas tiempo detrás de algo en lo que crees y respetas, si no te saltas los protocolos, si no vas con actitud desafiante a la montaña, es mas difícil que te pase algo malo, cuando ves lo insignificante y ridículo que eres ante la naturaleza y cuando las condiciones climatológicas son tan adversas que piensas que tan fácil me puedes matar y tan fácil me puedes proteger, es un sentimiento puro que en los momentos extremos sale a flor de piel.
 
La grieta oculta al fondo. Por la izquierda se aprecia el sendero de acceso por la pared.
 
Llevaba 5 años detrás de este descenso, cuando te queda tanto por hacer y descubrir y las oportunidades son tan pocas, creas un abanico de prioridades en relación con lo que propones y dispones, la meteo es la que manda y en nuestro caso debíamos jugar las cartas en unos pocos días del año. Sigo pensando que para que se den la condiciones perfectas con la gente adecuada se tienen que alinear los astros, los planetas y asteroides. Todo lo que pase es malo para esta clase de descensos negros, si hace mucho frio baja el caudal pero hiela (problema), si no hace mucho frio no hiela pero el caudal esta muy alto (problema), si nieva porque nieva, si llueve porque llueve, si hace sol porque hace sol, TODO lo que haga es malo!  pero siempre intentas cuadrar el dia mas "apropiado". Por suerte hay meteo detallada pero no fiarse de lo que den por detrás de unos pocos días, es muy cambiante y es mejor decidir a muy corto plazo. Las web cam de las zonas también ayudan mucho y sirven para hacerte una idea de la cantidad de nieve y la cota a la que se encuentre.


Comienzo del descenso. Pasarela desmontada hasta que pase el invierno













Entrando por el Bras izquierdo hacia el colector















Comenzare desde el principio, esta es mi bella historia con Gamchi;


- 26 de Noviembre de 2011; la temporada fue muy seca y tardo mucho en nevar, fue un año perfecto para hacer los barrancos glaciares mas poderosos. Por primera vez junto con Petra y Unai nos planteamos el descenso. La noche a quedado muy fría y nos levantamos a -5 grados en Griesalp. Tomamos el camino erróneo y nos confundimos en ocasiones. El frio y el viento cada vez son mas intensos y se nota en los pomulos de la cara y la frente que llebamos al descubierto. Llegamos a la planicie inferior de Gamchi y la visión es dantesca, no hay apenas nieve pero esta todo helado. Comenzamos la subida por el sendero colgado en la pared en la que nada mas comenzar nos tenemos que poner los crampones debido a la cantidad de hielo y lo expuesto del sendero en algunos pasos. El viento que venia te cortaba la sangre llendo en movimiento. No sabíamos que lo peor estaba por llegar. Después de avanzar por la morrena del glaciar por fin llegamos al colector donde comienza el descenso. Yo no se a cuantos grados bajo cero estaríamos allí arriba pero juro que es la experiencia alpina mas extrema que he vivido en mi vida, todo quedaba inutilizable, las tancas de la mochila, los guantes si te los quitabas, las cuerdas colgando, todo se había congelado, los neoprenos y trajes secos quedaron de piedra carton totalmente rigidos, las manos con muy fuerte dolor, alguno del grupo empezó a tener  primeros síntomas de congelación, se quedaban pegadas las piedritas del glaciar como un iman a cualquier cosa que recibia el contacto en cuestión de segundos. El glaciar intimidandonos, el sherak color purpura a varios cientos de metros por encima de nosotros, ruidos de despredimientos en las laderas.  Nos asomamos al primer resalte del colector y estaba sin equipar. Se había echo tarde, demasiados avisos, retirada cuanto antes y otra vez será, la decisión mas sensata que pudimos hacer.
Gamchi 2011
Gamchi 2011






Gamchi 2011
-Octubre de 2013; dos años mas tarde después del primer intento volvemos de nuevo, pero esta vez el viento sur y la inversión térmica están provocando una terrible fusión, agua absolutamente cemento. Volvemos a la semana el ultimo dia antes de regresar y había estabilizado el caudal con el frio que entro, caudal aceptable pero esa noche una incesante lluvia hizo que volviera a fastidiarse el plan, nos levantamos por la mañana con la lluvia, claramente vemos el rio afectado y nos volvemos para casa derrotados.
 
 
-Octubre de 2015; elegimos la semana al azar sabiendo que podía ser la no correcta pero tenia que ser asi forzosamente,  casualmente viendo la meteo y las temperaturas vemos que Gamchi a entrado en el baremos y la única esperanza que tenemos que no nieve mas. Las mejores condiciones para el descenso son de 0 a 5 grados de media en Griesalp (1400 alt.) durante al menos una semana, y no mas de 10 cms de nieve en la aproximación, antes de la primera nevada es lo perfecto pero es tan difícil...que tendrías que vivir allí y dedicarte cada dia entre Octubre y Noviembre hacer guardia.
 
A punto de entrar en la tinieblas




La oscuridad es omnipresente










 







Sinceramente de todo lo que hecho hasta ahora, este a sido mi mejor barranco, mi numero uno. Otros podrán ser mas técnicos, mas deportivos o mas intensos... pero Gamchi se sale de todas las normas, lo que transmite la actividad completa de acceso y descenso crea emociones y sentimientos únicos. Gamchi podría ser un viaje recóndito a la parte  mas oscura y profunda de la mente,  para arañar la consciencia personal de cada uno. Este es el descenso con mayor compromiso de todos los que aquí figuran, el acceso es extremadamente alpino, te sientes demasiado confinado fuera de cualquier ayuda exterior. Romperte una pierna, un brazo, el dedo meñique! supondría un sobreesfuerzo para todo el grupo y el accidentado, habría que actuar de inmediato, no hay acceso aéreo, esto es una cueva glaciar. Sabiendo que la hipotermia entraría en poco tiempo, seria impensable hacer noche dentro, nadie sobreviviria ni a la media noche, el resguardo fuera del agua es nulo, no hay ningún rincón a cobijo del agua y del viento gélido. Otro de los problemas particulares que puede darse es en el tramo final del corredor puede taponarse con algún derrumbe de hielo y piedra en la parte estrecha,  que no haya salida por el cauce y haya que escalar de alguna forma ese muro, ha pasado una o dos veces y aun se veian las cuerdas colgadas a varios metros por encima del lecho para asegurar a los compañeros y rapelar después al otro lado, pero el primero se la juega. Preveer algún gancho o algún piolet para lanzarlo al otro lado para que enganche y se pueda remontar muy delicadamente por la cuerda.
Violenta tempestad





Pozo colgado








 
 







"....Llegados al punto donde no hay camino de regreso, al borde del abismo, donde la luz se despide y la oscuridad te abraza con un viento gélido huracanado levanto mis manos hacia el cielo para aborrecer la pestilencia humana. Entre en el reino de la agonia, estas paredes nunca verán la luz, donde afortunadamente nada de lo que hay fuera tiene cabida, el egoísmo humano, la deslealtad, la apatía, el odio, la ignorancia, la injusticia... En el fondo del abismo te preguntas que esta por venir, te sientes tan ridículo y desamparado que nada te podria salvar, hay que asumir el precio a pagar por la tentación de la belleza. Ninguna voz, ninguna mano de origen humano puede alcanzarme en este lugar, lo que quedo del retroceso del glaciar esta abajo, un cañon sepultado modelado con el tiempo, el vendaval  que circula por el fondo te invita a una danza macabra y los reflejos que generan las formas retorcidas del meandro atemorizan nuestro paso como si de caídas figuras se trataran...."

Corredor final

"....El irrisorio calor corporal que generamos crea una atmosfera vaporizada que nos acompaña en cada momento y uno de los instantes culminantes esta por llegar, levantamos la mirada ante una de las imágenes mas impresionantes que he visto nunca, la boca de una sima a un centenar de metros por encima de nosotros que abre en medio de la nada, como si de una bombilla encendida se tratara en medio este averno en la mas completa oscuridad, una finísima lluvia de nieve cae a cámara lenta como si no tuviera prisa en llegar al fondo de este abismo. No hay palabras ni imágenes suficientes para contemplar la belleza de este lugar, es irreal, es un sueño, es una ilusión, es grandioso!!! Sin dar crédito a lo que vemos nos vamos alejando del lugar entre un tremendo corredor donde la luz entra tímidamente. Totalmente tocados emocionalmente nos vamos separando unos de otros por el tramo final, ya esta todo visto, necesito digerirlo, ahora necesito silencio y soledad. Habrá tiempo después para otra cosa...."
 
 

4 comentarios:

  1. Vaya tela. He tragado saliva con el relato y me has creado una inquietud que no se si te la perdonaré algún día.

    ResponderEliminar
  2. Caro me cuesta cada vez mas inspirarme en estas cosas y lo de la inquietud estoy seguro que me la perdonaras tarde o temprano :D

    ResponderEliminar