lunes, 26 de diciembre de 2016

GRIES.... dos años mas tarde


A veces ocurre que lo que empieza como una locura se convierte en lo mejor de tu vida. Y  asi empezó todo, poco a poco como empiezan las cosas que perduran, todo tendría un sentido totalmente diferente para mi sino existirían estos lugares mágicos, este es mi estilo de vida, lo que realmente me gusta y lo que me hace sentir. Nos convertimos en lo que pensamos, somos lo que mamamos. Hay dos sensaciones que todo el mundo evitamos, el miedo y la locura, pero en muchas ocasiones todo lo que deseas esta al otro lado del miedo. No tenemos miedo a las alturas, tenemos miedo a caer, no tenemos miedo al agua, tenemos miedo a ahogarnos, es la emoción mas difícil de manejar, el dolor lo lloras, la rabia la gritas, pero el miedo se atraca silenciosamente en tu corazón. Llegara un tiempo en el que expiraran las emociones y sentimientos hacia lo que te gusta, algunos no comparten este pensamiento pero yo asi lo opino, nada es para siempre, hay fases de la vida, no estoy hablando que dejemos de hacer cañones en algún momento, me refiero a que ya no lo sentiremos como ahora lo hacemos.
 
 



 
 
 
 
 











Dos años han pasado desde mi primera vez con Gries. Sigue siendo como lo recordaba, una puta creación del otro mundo. Retorcido y rabioso. Todo estaba como lo dejamos a excepción de unos gigantescos troncos caidos en mitad del primer tramo. Troncos cortados y tirados a posta o por descuido desde las esquinas, no entiendo el motivo de esta estupidez y mas en un país tan restrictivo para todo, solo había arboles cortados en lo mas expuesto, que no molestaban a nadie. Espero que las enormes crecidas de la fusión triture todo esto en primavera y verano y quede el cauce limpio e impoluto como lo son todos de esta índole.
 








 
 
 
 
 
 






Esta vez eramos dos Eslovenos, un Austriaco, un Suizo y un Vasco. El interés Europeo para este cañon cada vez es mas amplio. Multitud de equipos venidos de todos los lugares acuden a este cañon para poder admirar su belleza y disfrutar el recorrido.  Hay que tener mucha paciencia para que el frio sea constante y el caudal permita una negociación para cada equipo. Las condiciones siempre serán duras, el frio, el hielo ocasional, y un caudal elevado la mayoría de veces, son las normas que marca el cañon hasta ahora. Digo hasta ahora, porque cada año que pasa veo el tiempo cada vez mas ventajoso y los ríos mas accesibles, quizás sean coincidencias pero este año por ejemplo a sido fuera de lo normal. 
 











 




 
 
 

"....Cuando el frio reina en el lugar nadie para a contemplar este cauce del averno , todos pasan de largo. El estruendo del agua enloquece y la visión es catastrófica de una gorga infernal donde en contadas ocasiones puede salir vivo un mortal de allí. En la mayor parte del recorrido el lecho no se ve, esto crea una atmosfera que perturba la mente. Todo se ve en blanco y negro pero la situación empieza a ser comoda para el que lo viva en sus entrañas, una sonrisa se escapa y todo va encajando como el engranaje de una maquinaria. A punto de llegar a la meta, a la cumbre, al final del trayecto, la satisfacción se apodera del grupo. Te lo has merecido, todo esfuerzo requiere un sacrificio. Sobran las palabras y afloran los sentimientos en un abrazo con tus compañeros."
 
 
















 

No hay comentarios:

Publicar un comentario